La Escuela de la Madera de Encinas Reales inicia un proyecto de acompañamiento lingüístico para el alumnado inmigrante

La Escuela de Madera de Encinas Reales (Córdoba), perteneciente al Servicio Andaluz de Empleo (SAE), ha comenzado el año con un nuevo reto, pues este Centro de Referencia Nacional ha puesto en marcha el proyecto ‘Puente de Madera: Acompañamiento lingüístico para la inclusión formativa’, diseñado para brindar apoyo integral al alumnado inmigrante que enfrenta desafíos en el dominio del español como lengua vehicular.

Este proyecto surge como respuesta al creciente número de alumnado inmigrante y tiene como objetivo principal favorecer la inclusión formativa y social de aquellos alumnos que requieren apoyo adicional para la adquisición de sus resultados de aprendizaje. El programa ofrecerá entre dos y cuatro horas semanales de acompañamiento lingüístico, después de la jornada formativa regular, proporcionando un espacio para el desarrollo de habilidades lingüísticas y la mejora del rendimiento.

El proyecto «Puente de Madera» será coordinado por un equipo multidisciplinar compuesto por la directora, el jefe de estudios y el tutor de la acción formativa. Las sesiones se centrarán en el desarrollo de competencias instrumentales básicas y el uso de tecnologías de la información y la comunicación para la adquisición de conocimientos.

El primer bloque de contenidos estará dedicado especialmente al fortalecimiento del dominio del español como lengua vehicular, garantizando así un acceso equitativo a la formación y una mejor integración en diversos contextos sociales y formativos.

El acompañamiento lingüístico será facilitado por personal técnico y docente de la Escuela de Madera.

El proyecto ‘Puente de Madera’ refleja el compromiso del Servicio Andaluz de Empleo con la equidad formativa y la diversidad cultural, proporcionando un entorno de aprendizaje inclusivo donde todo el alumnado tenga la oportunidad de alcanzar su máximo potencial.

Entrevista a la Delegada Provincial de Empleo en Córdoba, Dña. Mª Dolores Gálvez, sobre el proyecto «Puente de Madera»


Alumnado del certificado de profesionalidad de «Aplicación de barnices y lacas en elementos de carpintería y mueble» realiza prácticas en empresas del sector.

El pasado mes de octubre el grupo de alumnos/as del certificado de profesionalidad de nivel 1 MAMD0109 “Aplicación de barnices y lacas en elementos de carpintería y mueble” finalizó su formación en la Escuela de Madera de Encinas Reales – CRN Producción, Carpintería y Mueble, dando comienzo así su período de prácticas profesionales no laborales en empresas del sector.

Concretamente, las empresas del sector madera y mueble de diferentes localidades que han participado han sido: Juan Caballero Mejías, Daniel Cobos Espinar, P.Espejo S.L.U., Maderas y Proyectos Cordosur, S.L., Dossia Complemento S.L y Arrebola y Perea (ROOX) .

A lo largo de este período, han desempeñado tareas de preparación y uso de equipos para la aplicación de productos de acabado, preparación de superficies para la aplicación de productos de acabado, composición de productos de acabado y aplicación de productos de acabado (tintes, fondos y acabados).

Tanto por parte del alumnado como de las empresas, la valoración ha sido muy positiva y algunos de estos alumnos tienen muchas posibilidades de inserción laboral.

Hay una demanda creciente de este perfil profesional porque hay escasez de personal con esta formación específica, de ahí la importancia de este certificado de profesionalidad. El sector madera y mueble no deja de crecer, se trata de una industria dinámica, innovadora en busca de nuevos mercados. Se incrementan las inversiones en I+D, con el fin de introducir nuevos materiales, nuevos acabados y dotar a los muebles de diseños más atractivos.

El mundo del acabado se encuentra en proceso de transición. El reto consiste en ofrecer acabados con prestaciones cada vez mejores desde el punto de vista técnico y estético, teniendo en cuenta el compromiso con la sostenibilidad y la salud de las personas, donde desarrollo e innovación vayan de la mano.

La globalización hace que las empresas se enfrenten cada vez a desafíos para mejorar su competitividad y el personal formado es uno de los mejores atractivos que pueden tener.